Archivos de Categoría: arañas vasculares

Quemar grasa y ganar músculos.

A partir de los 40 años comienza la bajada de la producción hormonal de nuestro organismo y la redistribución de la grasa en el cuerpo comienza a darnos disgustos.

Según el Dr. Blanco la combinación perfecta para perder la grasa localizada sería una dieta rica en proteínas orientada por un médico, por otra parte, la práctica de ejercicio físico que se recomienda es el de fuerza muscular (mancuernas o pesas) que juntamente combinado con la Mesoterapia ayuda a reducir la grasa localizada. Tenemos que estar conscientes de que la grasa localizada es muy difícil de eliminar con dieta y ejercicios, ya que si hacemos esto podremos bajar de peso pero la grasa localizada seguirá en su sitio, la mejor opción sería el uso de Mesoterapia para quemar y reducir la grasa localizada. En Nutriclinic y bajo el asesoramiento del Dr. Blanco indicamos una Mesoterapia reductora, anticelulítica y antiflacidez.

Según la Dra. Cámbara de Nutriclinic (Especializada en Urología, Suelo Pélvico y Equilibrio Hormonal) los desarreglos hormonales tanto en la mujer como en el hombre son factores importantes y determinantes en NO lograr una pérdida de peso en pacientes que realizan dietas, ejercicio físico, por lo cual recomienda la doctora acudir a la consulta para poder hacer un buen diagnóstico hormonal y facilitar o lograr la pérdida de peso deseada.

La grasa localizada NO es un problema fácil de tratar de forma natural, podrás bajar de peso a través de dietas, del ejercicio físico o con rutinas aeróbicas (actividad cardiovascular) que queman la grasa, pero es recomendable seguir las indicaciones del Dr. Blanco pues esta estrategia no solo conlleva la pérdida de grasa, sino también de masa muscular. La idea sería conservar la masa muscular, al tiempo que se reduce la masa grasa.

Y nuestro resumen es que sí se pueden aplicar estrategias para acelerar el proceso de reducir la grasa en determinadas zonas de nuestro cuerpo como el abdomen, cintura, costado de las caderas. Entonces te recomendamos:
- Dietas médicas ricas en proteínas (para evitar la sarcopenia en adultos mayores y la pérdida de masa muscular en todos los individuos).
- Mesoterapia corporal para la grasa localizada en forma de Goteros o Sueroperfusión.
- Ejercicio físico de fuerza, por ejemplo con pesas o mancuernas, este tipo de ejercicios va a reducir significativamente la grasa localizada de la zona abdominal y el perímetro de la cintura.

En el caso de los hombres mayores de 40 años la suplementación con la Hormona Testosterona (en forma de Pellets, Gel o inyectada) va a aportar bienestar y fuerza física a nuestro organismo.

Este artículo se basa en la experiencia que hemos tenido con nuestros pacientes en Nutriclinic.

Lipedema en piernas y brazos.

Cuando hablamos de LIPEDEMA, nos referimos a una enfermedad del tejido graso o adiposo y se manifiesta como una acumulación progresiva patológica de las células grasas especialmente en las zonas de piernas y brazos.

El origen del Lipedema no está definido pero se ha detectado un componente genético y un componente hormonal que aumentan las probabilidades de su aparición. Muchos médicos suelen ignorar su aparición y la confunden con Obesidad o con Linfedema (acumulación de líquido linfático en el cuerpo). Algunos trastornos de salud delatan esta enfermedad y la diferencian de la Obesidad y del sobrepeso, algunos síntomas que la delatan serían la sensación continua de pesadez en las piernas y otras molestias como: Picores, dolores constantes, aparición de hematomas, hipersensibilidad al tocar la zona, la grasa comienza a acumularse por encima del nivel de los tobillos, nunca por debajo de los tobillos.

No se puede evitar la aparición de esta enfermedad pero el Dr. Blanco en Nutriclinic tiene algunas recomendaciones como mantener un estilo de vida saludable y realizar ejercicio físico constante (es esencial para que la enfermedad afecte lo menos posible a la calidad de vida del individuo) para evitar la acumulación de la grasa, estas recomendaciones van a darte una mejor calidad de vida y van a prevenir el desarrollo de la enfermedad. El uso de medias de compresión justo después del ejercicio físico va a ser muy eficaz en la primera etapa de la enfermedad pues van a evitar la hinchazón, mejorando la circulación sanguínea. En Nutriclinic también indicamos la Mesoterapia drenante y una máquina que ayuda mucho a mejorar esta enfermedad que es la PRESOTERAPIA. En la Mesoterapia usamos principalmente L-carnitina: Se le atribuye la capacidad destrucción de las células grasas, se ha de combinar con otros fármacos lipolíticos o drenantes en el tratamiento de la paniculopatía-edemato -fibro-esclerótica o Celulitis.

Además de la Presoterapia, también te recomendamos las Ondas de Choque que actuarían directamente sobre la zona afectada.

Si padeces esta enfermedad lo mejor siempre va a ser visitar al Dr. Blanco y juntos iniciar una estrategia para controlar el aumento del LIPEDEMA.

Nueva generación de medicamentos inyectables contra la obesidad.

Tras décadas de esfuerzos fallidos en la búsqueda de medicamentos seguros para el tratamiento de la obesidad, una nueva generación de fármacos ha aumentado el entusiasmo entre los expertos en obesidad puesto que, además de mostrar resultados significativos en ensayos clínicos y en la práctica clínica, comienzan a vislumbrase beneficios cardiovasculares y un impacto positivo en el abordaje de ciertas enfermedades crónicas asociadas a la obesidad.

Teniendo en cuenta que 1.000 millones de personas tendrán obesidad en 2030 y para 2035 más de la mitad de la población mundial vivirá con sobrepeso u obesidad, la llegada de estos nuevos medicamentos agonistas de GLP-1, cuyo principio activo es la Semaglutida, así como la reciente aprobación de Tirzepatida por parte de la FDA, promete revolucionar el control crónico del peso. Estamos entrando en una nueva era que potencialmente tendrá un impacto transformador en la economía de la salud y en la práctica clínica.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia de obesidad se ha triplicado desde 1975 y se estima que en los países europeos más del 70 por ciento de los adultos presentan exceso de peso no saludable. Se trata de una pandemia silenciosa que, según ‘El Atlas Mundial de la Obesidad 2023’, publicado por la Federación Mundial de Obesidad, más de la mitad de la población mundial sufrirá dentro de 12 años “si la prevención, el tratamiento y el apoyo no mejoran”. Parte de la solución puede llegar (o ya ha llegado) con la nueva clase de fármacos que están presentando resultados positivos en la reducción de tasas de obesidad y enfermedades crónicas asociadas. Conocidos como miméticos de incretinas o medicamentos basados en GLP-1, han sido nombrados ‘Avances del Año’ por la revista Science.

Desarrollados originalmente para el tratamiento de la diabetes, estos fármacos actúan imitando el péptido similar al glucagón 1 (GLP-1), una hormona de la familia de las incretinas que se sintetiza en las células L del intestino delgado y es secretado en respuesta a las comidas. Estimula la liberación de insulina de las células beta del páncreas de manera dependiente de la glucosa, lo que significa que su acción es más pronunciada cuando los niveles de glucosa son altos, ayudando así a controlar la glucosa postprandial, reduce la respuesta de glucagón y suprime el apetito actuando a nivel central.

Aunque la intervención en el estilo de vida (dieta y ejercicio) representa la piedra angular del control de peso, la llegada de nuevas herramientas terapéuticas supone una gran noticia para lo que se ha convertido en un desafío para la salud pública mundial. La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas en todo el mundo, provocando al menos 2,8 millones muerte al año. La llegada de estos nuevos fármacos han supuesto un tsunami en nuestra forma de enfocar la obesidad y su tratamiento. Han abierto una vía para poder facilitar a estos pacientes una disminución del apetito mediante su efecto en el sistema nervioso central y en las hormonas que actúan a nivel gastrointestinal y facilitan el metabolismo de la glucosa.

El Dr. Blanco ha hecho un resumen de los nuevos fármacos que estarán muy pronto disponible para el tratamiento de las personas que conviven con obesidad en España:

1) Los análogos de GLP-1 como Semaglutida 2.4 mg inyectado una vez a la semana presentan múltiples efectos a diferentes niveles. Por una parte, contribuye a una mejor metabolización de la glucosa y a una reducción de la resistencia a la insulina, que dificulta la pérdida de peso en pacientes con obesidad. Por otra, produce un enlentecimiento del vaciamiento gástrico que fomenta la sensación de plenitud gástrica. A este efecto a nivel digestivo se le suma un efecto a nivel cerebral que produce un aumento de la saciedad con reducción del apetito.

2) Los agonistas duales como Tirzepatida presentan una doble acción a nivel del receptor de GLP-1 (secretado por las células L del Intestino Delgado) al que se añade un efecto a nivel del receptor del péptido insulinotrópico dependiente de glucosa (GIP, secretados por las células K del Intestino Delgado). Fomenta el aumento de la sensibilidad a la insulina a nivel del tejido adiposo con un posible efecto lipolítico, aumenta la secreción de insulina y el glucagón dependiente de glucosa, provocan un aumento del gasto energético y una disminución de la ingesta.

Estos fármacos nos permiten acercarnos cada vez más a las tasas de eficacia en la pérdida de peso de otras técnicas para el tratamiento de la obesidad como la cirugía bariátrica. En Nutriclinic estamos especializados en los tratamientos contra la obesidad, usted siempre contará con la información actualizada que le ofrecerá el Dr. Blanco para el tratamiento óptimo de la obesidad como enfermedad crónica, progresiva y recurrente.