Archivos de Categoría: Recomendaciones generales

El mundo de la Medicina Estética. ¡Échale una mano a la naturaleza!

La opinión del Dr. Blanco sobre la Medicina Estética es que representa un gran paso en el esfuerzo por mejorar la imagen y la autoestima no sólo de aquellas personas que padecen dolencias corporales, sino de quienes consideran el aspecto físico un ingrediente importante de su identidad. Se basa fundamentalmente en la prevención y cuando esto no es posible, en la corrección de situaciones o alteraciones mal aceptadas o consideradas "no estéticas”.

Una mayor longevidad del ser humano para este siglo XXI es uno de los grandes éxitos que se ha alcanzado en la historia de la medicina. Una apariencia saludable y fresca es importante, tener un aspecto más joven y vital hace que te sientas bien y con más confianza en ti mismo. Aparte de un interés personal, puede ser muy útil para su profesión.

Si tienes alguna duda sobre el tratamiento que mejor te vendría a ti o si ya estás seguro de lo que quieres, te puedes poner en manos de los Dres. Blanco y podrás convertir tus aspiraciones estéticas en realidad.

¡La visita informativa y el asesoramiento en Nutriclinic es gratuito!

Cirugía Bariátrica y la Recuperación del peso perdido.

La Cirugía Bariátrica o Cirugía de la Obesidad, engloba un conjunto de técnicas quirúrgicas para reducir el tamaño del estómago.

Con una Cirugía Bariátrica los resultados a corto/medio plazo generalmente son muy satisfactorios en cuanto a Pérdida de Peso, pero el éxito real de la cirugía lo veremos en el largo plazo, cuando seamos capaces de mantener el peso perdido y no caigamos en la Recuperación Ponderal (recuperación del peso perdido), esa es la mayor preocupación del Dr. Blanco con pacientes que se someten a una Cirugía Bariátrica.
En Nutriclinic asesoramos y realizamos un Seguimiento Médico a pacientes que hayan sido sometidos a una Cirugía Bariátrica o Cirugía de la Obesidad y que hayan tenido una pérdida de peso insuficiente post cirugía o hayan presentado una Recuperación Ponderal (ganancia de peso) post cirugía.

Muchos pacientes que deciden someterse a una cirugía de la obesidad, ya sea una Reducción Gástrica o Sleeve Gástrico, comienzan nuevamente con una Recuperación Ponderal o recuperación del peso perdido (esta suele ser más acusada en los primeros dos años), y en otros casos los pacientes  han tenido una pérdida de peso insuficiente.
Si bien no existe un criterio definido para hablar de Recuperación Ponderal post Cirugía Bariátrica (existen múltiples criterios), se comienza a plantear que un aumento del 15 % o más de peso a partir del peso mínimo que obtuvo después la operación (nadir) nos coloca frente a una situación donde debe valorarse una nueva estrategia terapéutica, ya que esta recuperación del peso se asocia a una recurrencia de comorbilidades (enfermedades asociada a la obesidad) y/o empeoramiento de la calidad de vida.
Las causas asociadas a esta recuperación del peso son varias, entre las que destacan las dietéticas como aumento de la ingesta energética, aumento en el consumo de alimentos ricos en carbohidratos y  grasas, picoteo/impulsividad, consumo de fármacos que aumentan el apetito, reducción del ejercicio, estrés, alteraciones del sueño. También debido alteraciones psiquiátricas como ansiedad, depresión, trastornos de la conducta alimentaria (bulimia nerviosa), factores biológicos como la genética, metabolismo energético, composición corporal inadecuada, microbiota, cronobiología alterada así como también factores derivados de la cirugía.
Importante! Es posible que muchos Obesos tras la Cirugía Bariátrica no estén recibiendo un seguimiento médico adecuado y un soporte nutricional que además incluya analíticas periódicas cada 3 o 6 meses.
La reducción en la absorción de nutrientes trae aparejado posibles enfermedades que pueden condicionar a largo plazo la expectativa y calidad de vida del paciente operado.
En Nutriclinic le ayudaremos a seguir perdiendo peso y a evitar recuperar peso después de la Cirugía Bariátrica. En el Dr. Blanco encontrará el consejo apropiado y el apoyo continuo y junto con el compromiso del paciente podrán lograr el éxito de la cirugía a largo plazo.

El papel de la Obesidad en la Covid 19.

En España, se estima que en el año  2019 uno de cada 4 hombres y una de cada 5 mujeres padecía obesidad, definida como un índice de masa corporal (IMC) ≥ 30 kg/m2. Este aumento ha hecho calificar a la obesidad como una enfermedad en sí misma y como una epidemia, suponiendo un problema de salud pública sin precedentes.

La obesidad es un factor de riesgo para la morbilidad y la mortalidad prematura y las consecuencias de la obesidad para la salud y la calidad de vida de las personas que la padecen son múltiples. La obesidad se considera un factor de riesgo para más de 20 condiciones crónicas como son diabetes tipo 2, hipertensión, dislipidemia, enfermedades cardiovasculares, ictus,  apnea de sueño y más de 10 tipos de cáncer. Durante las últimas semanas, se ha relacionado también la obesidad con la pandemia de COVID-19.

Recientemente, se han publicado los primeros estudios que sugieren que los sujetos con obesidad tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad más grave por coronavirus. En concreto, los estudios muestran que la obesidad es un factor de riesgo para la hospitalización, el ingreso en UCI y el desarrollo de consecuencias graves que llevan a la muerte, en caso de enfermedad por COVID 19.

Existen diversos mecanismos biológicos mediante los cuales la enfermedad COVID-19 puede afectar más a personas con obesidad. Uno de estos mecanismos es la inflamación crónica, originada por el exceso de tejido adiposo en personas con obesidad. La COVID-19 pueda exacerbar aún más la inflamación, exponiéndolos a niveles más altos de moléculas inflamatorias circulantes en comparación con los sujetos delgados. Esta inflamación puede producir una disfunción metabólica que puede conducir, entre otras patologías, a dislipidemia, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, hipertensión y enfermedad cardiovascular, que también se han considerado factores de riesgo de COVID-19. Otro rasgo común en la obesidad es la deficiencia de vitamina D, que aumenta el riesgo de infecciones sistémicas y perjudica la respuesta inmune. Por el contrario, la suplementación con vitamina D puede prevenir infecciones respiratorias a través de varias funciones inmunorreguladoras, incluida la disminución de la producción de citocinas proinflamatorias por parte del sistema inmune innato, lo que reduce el riesgo de una tormenta de citocinas que provoque neumonía. Es por ello que algunos estudios sugieren que la deficiencia de vitamina D podría potencialmente participar en el vínculo entre la obesidad y una mayor susceptibilidad a complicaciones y mortalidad debido a COVID-19.

Además, la disbiosis intestinal es otro factor importante en la obesidad, potencialmente involucrado en el mayor riesgo de desarrollar formas graves de COVID-19. Por otro lado, se investiga si el tejido adiposo puede estar sirviendo de reservorio, porque expresa la proteína ACE2, utilizada por el SARS-CoV-2 como puerta de entrada para infectar la célula.

A la luz de los resultados citados previamente, los científicos han sugerido que los pacientes con obesidad y especialmente aquellos con obesidad grado II o más (IMC ≥ 35 kg/m2)) deben tomar medidas adicionales para evitar la infección con coronavirus, similar a como se procede con otros grupos de alto riesgo. En Nutriclinic estudiamos todos estos factores incluyendo los niveles de vitamina D que apoyamos con una suplementación efectiva y eficaz.