Recomendaciones del Dr. Blanco

Fármacos Antiobesidad autorizados en España y por la Agencia Europea del Medicamento.

En este artículo el Dr. Blanco te va a comentar sobre los medicamentos autorizados por la Agencia Europea del Medicamento para la Pérdida de Peso y el más recomendado por su efectividad.

  • Saxenda® (Liraglutida, MÁS RECOMENDADO)
  • Xenical (Orlistat)
  • Mysimba® (Combinación de Bupropión con Naltrexona)

En el tratamiento farmacológico actual de la Obesidad, la Agencia Europea del Medicamento ha autorizado tres fármacos en pacientes Obesos o con Sobrepeso y enfermedades relacionadas a la obesidad como Diabetes Mellitus,  Hipertensión Arterial y Síndrome Metabólico.
El tratamiento farmacológico está indicado en pacientes que llevan de 3 a 6 meses en un programa estructurado para Bajar de Peso (Dieta y modificaciones del estilo de vida) y no haya alcanzado al menos un 5% de Pérdida de Peso sobre el peso inicial. Si este medicamento es bien tolerado y la pérdida de peso supera el 5% del peso inicial el tratamiento debe continuarse de forma crónica mientras persista la indicación del Dr. Blanco y hasta llegar a la pérdida de peso deseada. Tras Xenical (Orlistat), la Agencia Europea del Medicamento aprobó en 2015 dos nuevos fármacos: Saxenda® (Liraglutida) y Mysimba® (combinación de Bupropión con Naltrexona). Saxenda es de administración diaria y subcutánea y el segundo, Mysimba® se administra por vía oral, pudiendo ser útil también en pacientes con sintomatología depresiva.
Como efectos secundarios las náuseas-vómitos son los más destacados con Saxenda y las cefaleas, la sequedad de boca, las náuseas y los mareos con Mysimba®.

Contraindicaciones: Todas están contraindicadas en el embarazo y la lactancia. Los efectos secundarios son transitorios y no suponen una causa principal de abandono. Está indicado a partir de los 18 años.
Liraglutida contribuye a reducir la presión arterial, mejorar los parámetros de riesgo cardiovascular y disminuye la mortalidad cardiovascular, siendo de elección en pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2 o prediabetes. Mysimba® mejora la presión arterial y el perfil lipídico.

No existe motivo por el que no pueda prescribirse cualquiera de estas opciones a nivel de Atención Primaria. Sí se desaconseja el uso de las 3 opciones en mujeres embarazadas y menores de 18 años. Recientemente, las Sociedades Española y Portuguesa para el Estudio de la Obesidad han publicado un consenso sobre el tratamiento farmacológico en el que proponen un algoritmo de actuación.

Consenso Ibérico, tratamiento farmacológico de la obesidad en el adulto. Posicionamiento de la SEEDO 2018.

El tratamiento con Liraglutida para la pérdida de peso, debe ser considerado la primera opción entre las tres opciones farmacológicas actualmente disponibles en Europa. Los motivos para esta elección se basan en los demostrados efectos beneficiosos  sobre la Enfermedad Cardiovascular y el mejor resultado obtenido en la reducción del peso, así como en los escasos efectos adversos.

La principal limitación para el empleo de los fármacos en la Obesidad es que no son susceptibles de financiación por la Sanidad Pública, lo que reduce su accesibilidad a los estratos económicos más desfavorecidos, que es donde la prevalencia de obesidad es más elevada. Estos fármacos solo puede ser usado bajo indicación y prescripción médica y como tratamiento complementario al tratamiento dietético y las modificaciones del estilo de vida.

Botox, tratamiento ideal para eliminar arrugas tanto en hombres como mujeres.

El BOTOX es un tratamiento que se indica para suavizar, prevenir, rejuvenecer y atenuar las líneas de expresión y las arrugas que van apareciendo con el paso de los años. Se usa tanto para hombres como para mujeres.

La toxina botulínica o Botox está indicada también para aquellas personas que gesticulan mucho y producen arrugas de expresión. Con su aplicación se consigue relajar los músculos del rostro dando una apariencia de juventud y mejorando la apariencia de tu piel.

El Botox es preventivo, lo ideal es utilizarlo antes de tener arrugas muy marcadas, si tienes 30 años, ya puedes comenzar a usar Botox de forma preventiva y a eso le llamamos Baby Botox y la técnica consiste sencillamente en la inyección de microdosis de Botox, es decir, utilizar mucha menos cantidad de la que se usa habitualmente en los tratamientos con toxina botulínica tipo A, previniendo en edades más tempranas la formación de arrugas en el rostro.

Las zonas más comunes son: Frente, entrecejo y patas de gallo.

Otras zonas donde podemos infiltrar Botox serían: Dorso nasal, mentón, cuello, rechinamiento de los dientes (Bruxismo), arrugas peribucales, sonrisa gingival. El Botox también es usado para solucionar el exceso de sudoración en manos, pies y axilas (Hiperhidrosis Axilar).

FALSOS MITOS DEL BOTOX:
Es un relleno? …NO
Deforma el rostro? …NO
Migra a otras zonas? …NO
Es permanente? …NO
Deja secuelas? …NO
Si dejo de aplicármelo se cae la cara (Flacidez)? …NO

¡Recuerden! Las arrugas dinámicas no se atenúan con sustancias de relleno como el plasma, grasa o ácido hialurónico, ni la cirugía plástica, solo el BOTOX actúa a ese nivel. Actualmente no existen productos permanentes en Medicina Estética, todos tienen una duración determinada y en el caso del Botox sería de 4 a 6 meses, pasado este tiempo habría que volver a infiltrar la zona deseada. El Botox tiene efecto memoria y cada vez podremos espaciar más en el tiempo las infiltraciones pues cada vez durará más su efecto.

Metabolismo o cómo convertimos lo que comemos en energía.

El Dr. Blanco nos explica de forma muy sencilla en este artículo ¿qué es el Metabolismo?
El metabolismo es un proceso natural que el cuerpo humano realiza para convertir los alimentos en energía.

Cuando decidimos ampliar nuestra información sobre el mundo de las dietas, rápidamente encontraremos referencias al metabolismo, esa palabra que escuchamos sin parar y que pocas veces llegamos a comprender. Seguramente habrás escuchado hablar de un grupo de alimentos concretos o ejercicios físicos que lo aceleran y en muchos casos se relaciona con el aumento de peso o la dificultad para lograr adelgazar, pero, ¿sabes realmente qué es el metabolismo?

Hablamos del proceso que lleva a cabo tu cuerpo para convertir los alimentos que consume en la energía que necesita. Es un proceso vital para todos los seres vivos, no solo para los humanos, la energía que nuestro cuerpo obtiene cuando nos alimentamos, y que consigue que seamos capaces, por ejemplo, de respirar o de hacer la digestión. Pero, ¿qué tiene que ver eso con ese 'gordominal' que no puedes quitarte?

Tiene mucho que ver con que tu tasa metabólica sea más o menos rápida, y esta se mide de dos maneras: O bien mediante el calor que exuda tu cuerpo o monitoreando los niveles de dióxido de carbono que exhalas.
Pero, ¿por qué hay gente que la tiene más rápida o menos? El doctor Thomas Barber, endocrino en la Universidad de Warwick, explica en 'Live Science': "La gente difiere en su tasa metabólica, pero si se observa el metabolismo de las personas por unidad o por kilogramo de masa magra, en realidad, esta tasa es notablemente constante en toda la población. La mayor parte del proceso metabólico actúa en el tejido magro del cuerpo, por lo que si consideramos a las personas solo por su masa magra, todos somos bastante similares".

Cuanta más masa magra (músculos) tengas y menos grasa corporal, más eficientemente funcionará el metabolismo de tu cuerpo. Las diferencias en el metabolismo surgen, en su mayor parte, debido a las diferencias en las cantidades de grasa en comparación con la masa magra en el cuerpo de una persona. En otras palabras, cuanta más masa magra tengas y menos grasa corporal, más eficientemente funcionará el metabolismo de tu cuerpo. Ahora bien, ¿significa eso que estás destinado a tener el 'gordominal' de por vida? ¿Hay alguna manera de acelerarla?

Por suerte, sí. Es probable que se lo hayas escuchado ya a los entrenadores deportivos, pero la clave está en hacer más ejercicio y desarrollar músculo, de esa manera, proporcionalmente, tendrás más masa magra (y esto puede llevar a un impacto en tu tasa metabólica general). Normalmente la clave está en combinar ejercicios cardiometabólicos con ejercicios de fuerza. Los ejercicios aeróbicos implican un gasto rápido y elevado de calorías, pero a veces un entrenamiento en el que ejerzas tensión sobre el  músculo puede ser incluso más efectivo, porque hace que el músculo trabaje intensamente, elevando el metabolismo basal y recurriendo a los depósitos del organismo. Además, una vez que terminas, estos músculos que has ejercitado siguen necesitando oxígeno y el organismo seguirá quemando calorías para facilitarlo.

Combinar ejercicio y cardio ayuda a acelerar el metabolismo y sorprendentemente, comer picante también, según algunos estudios. Por otro lado, hay otra serie de trucos que puedes llevar a cabo si quieres acelerar tu metabolismo y te centras en la alimentación. La comida picante, por ejemplo, se ha comprobado que puede ayudar, pues aumenta la producción de calor en nuestro cuerpo, lo que lleva a que se quemen más calorías. Pero es un efecto que no dura para siempre, aunque no está de más probar: puedes añadir una cucharada de chile verde o jengibre a la comida. Y, por supuesto, ciertas condiciones médicas también pueden interferir en tu tasa metabólica. Una tiroides hiperactiva, por ejemplo, haría que una persona quemara energía más rápido, pero si no se trata puede provocar problemas de salud graves. Una tiroides poco activa, por otro lado, tendría el efecto contrario en el metabolismo, aunque tampoco hay que llevarse las manos a la cabeza pues ambas condiciones se pueden paliar con la medicación adecuada.