Recomendaciones del Dr. Blanco

Dieta Vegetariana, ventajas y perjuicios.

Vegetariana

El seguimiento de Dietas Vegetarianas está en auge y aunque estas se han relacionado con algunos beneficios para la salud, la baja biodisponibilidad de determinados micronutrientes en los alimentos vegetales puede resultar un riesgo de déficit nutricional.

El Dr. Blanco te deja en este post algunas opiniones basadas en estudios científicos que debes de tener en cuenta al iniciar este tipo de dietas:

- Se ha evidenciado el déficit de vitamina B12 en vegetarianos y está consensuada la necesidad de ingerir complementos de esta vitamina.
- La deficiencia de vitamina D puede ser más frecuente que en omnívoros, particularmente durante el invierno, cuando la síntesis cutánea es  mínima.
- La baja biodisponibilidad del hierro, el zinc y el selenio en los alimentos vegetales puede afectar también al estado nutricional de vegetarianos.
- Suelen ser deficitarias en ácidos grasos poliinsaturados de la serie omega-3, eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA). Por otro lado, estas dietas sí parecen aportar cantidades adecuadas de otras vitaminas, como el ácido ascórbico, el ácido fólico y las vitaminas liposolubles A y E.

Las Dietas Vegetarianas implican generalmente unos hábitos alimentarios considerados saludables debido al elevado consumo de frutas, verduras, hortalizas, legumbres y frutos secos. Por ello, es habitual que los vegetarianos, en comparación con omnívoros, presenten menores factores de riesgo relacionados con enfermedades crónicas como el sobrepeso y la obesidad, un inadecuado perfil lipídico (colesterol y/o triglicéridos) o elevado nivel de glucosa en sangre.

Con esta premisa, las dietas vegetarianas se han utilizado en estudios de intervención con el fin de prevenir o tratar algunas enfermedades. Se han llevado a cabo investigaciones sobre los efectos beneficiosos en el tratamiento de la diabetes tipo 2 tras el seguimiento de una dieta vegetariana baja en grasa con resultados positivos.

Se observó la disminución del colesterol total, el LDL-colesterol y los triglicéridos, además de una disminución de peso, tras el cambio hacia una dieta vegetariana. Asimismo, en un estudio de intervención con dieta vegetariana en omnívoros sanos se observó una mejora en la resistencia a la insulina y los niveles de glucosa en sangre, también una disminución de los triglicéridos y la relación colesterol total/HDL-colesterol en los primeros días del ensayo.

Por consiguiente, las dietas vegetarianas bien planificadas podrían tener un efecto beneficioso en la reducción de factores de riesgo relacionados con enfermedades crónicas. Además, el seguimiento de este tipo de dietas por omnívoros durante un periodo determinado de tiempo podría mejorar sus hábitos dietéticos. No obstante, se considera necesario seguir investigando sobre el estado nutricional de vegetarianos a largo plazo y el posible uso de estas dietas con el fin de prevenir y tratar enfermedades. En Nutriclinic el Dr. Blanco ha elaborado dietas vegetarianas para aquellos pacientes que quieren perder peso y han elegido este tipo de alimentación, siempre siguiendo un seguimiento médico.

Consejos dietéticos a seguir en el período de fiestas navideñas y fin de año.

La Navidad es para muchos la época más bonita y familiar del calendario. Es una característica que los alimentos que compartimos en estos días sean desde el punto de vista nutricional muy calóricos. También se incrementa el consumo de alcohol que es después de las grasas quien más caloría aporta en la dieta. El resultado final de este corto período es un exceso de calorías y nutrientes que trae como consecuencia un incremento del peso que puede llegar a ser superior a los 4 ó 5 kilogramos. Desde Nutriclinic te damos algunos consejos dietéticos para afrontar desde un punto de vista metabólico y nutricional este período del año:

1) Leer nuevamente la dieta que su médico le entregó en consulta para que pueda repasar las pautas alimentarias que se le indicaron al principio del tratamiento.

2) Respetar los horarios de comida que había logrado fijar antes del inicio de las fiestas, respetando como mínimo las cinco comidas al día (desayuno, merienda, comida, merienda y cena).

3) Beber abundantes líquidos pero restringiendo al máximo las bebidas azucaradas, con gas y las bebidas alcohólicas. Priorizar la ingesta de infusiones con acciones saludables en el organismo como los Té (verde, rojo, negro), Menta Poleo, Manzanilla, Canela, Anís, Cola de Caballo entre otras).

4) Pasadas las fiestas, intentar deshacerse lo antes posible de los alimentos que hayan quedado de tantos días de fiestas, en especial los alimentos con alto contenido de azúcar, grasas y sal como los dulces, turrones y embutidos navideños.

5) Realizar un día a la semana durante todo el mes de enero una dieta depurativa y de detoxificación hepática: Desayuno: Infusión que le guste (Té, Menta Poleo, Canela, Anís, Alcachofa, entre otras) Merienda: Una ración de frutas a elegir (2 kiwis, 2 mandarina, 1 naranja, 1 pomelo, 1 manzana, 6 fresones) Comida: Caldo de verduras (puerro, acelga, apio, alcachofas, zanahoria, tomate, rábanos) Merienda: infusión igual que el desayuno. Cena: Verduras al vapor o hervidas con una cucharada de aceite de olive virgen extra (acelga, apio, espinaca, berenjena, col, coliflor, calabacines, rábanos, alcachofas).

6) Intentar caminar todo lo posible, como mínimo de 20 a 25 minutos diarios y si lo hacen en familia seguro que todos lo disfrutarán.

7) Tomar correctamente los suplementos indicados por su médico le ayudarán a conseguir sus objetivos. Lo más importante es saber que la pérdida de peso la logrará poco a poco  y semana a semana. No se desespere ni intente dietas milagrosas y sin fundamento científico que le pueden provocar al final un efecto rebote y una mayor decepción.


Consejos Dietéticos Navideños y de Fin de Año.pdf

Tratamientos para regenerar la piel después del verano.

Peeling profundo

Durante el verano nos pasamos varias horas del día expuestos al sol, esto provoca la deshidratación, aparición de manchas y pérdida de calidad de la piel, especialmente de la cara. La sal y el cloro del agua cuando estamos en la playa o en una piscina, también son factores que contribuyen a perder hidratación y el buen aspecto de la piel.
En los primeros días del mes de octubre comienza la época de recuperación cutánea. Algunos de los tratamientos que te recomienda el Dr. Blanco serían comenzar con una limpieza facial y de ahí seguir con tratamientos de peeling medio, profundo o con mesoterapia facial hidratante de vitaminas más ácido hialurónico, también podrás incorporar a tu rutina el plasma rico en plaquetas que te darán un aspecto más rejuvenecido y la piel se verá mucho más saludable.
El peeling medio o profundo va a ayudarte a unificar el tono de la piel, borrar las manchas, eliminar arrugas finas y te dará una hidratación y renovación facial que no encontrarás con ningún otro tratamiento, también te ayudará a limpiar los poros después del uso diario y repetido de protectores solares. Por otra parte las sesiones de vitaminas faciales más ácido hialurónico que también podrás combinar con plasma rico en plaquetas ayudarán a la formación de nuevo colágeno que tiene un efecto tensor y te aportará de forma inmediata brillo e hidratación en la piel.