Carboxiterapia

carboxiterapia_1 La Carboxiterapia es una técnica que consiste en la infiltración subcutánea o intradérmica de CO2 con fines médicos o estéticos que consigue una hiperoxigenación del tejido, propiciando un aumento del flujo sanguíneo y repercutiendo en todos los beneficios que vienen aparejados a esta mayor irrigación y drenaje de los tejidos.

Esta técnica se creó en Francia en el año 1932 y desde entonces se viene trabajando con ella en el tratamiento de las úlceras vasculares crónicas o agudas, buenos efectos en adiposidades localizadas, celulitis, estrías, arrugas finas, queloides, marcas de acné y en la mejora y rejuvenecimiento de la piel.

La terapia consiste en microinyecciones de CO2 médico en la zona a tratar y tiene magníficos resultados en el campo de la Medicina Estética:

  • Estrías (reconstruye el colágeno roto y ayuda a la re-pigmentación)
  • Rejuvenecimiento de la piel ya que estimula la formación y reorganización de las fibras de colágeno y elastina. (facial, escote, manos)
  • Celulitis (mejora la microcirculación y perfusión de los tejidos, aumentando el drenaje linfático y la lipólisis de los tejidos)
  • Flacidez (estimula la producción y reorganización de las fibras de colágeno e incrementa la actividad del fibroblasto. Ideal para papada, brazos, senos)
  • Telangiectasias, palillos de escoba, arañas vasculares
  • Disminuye la grasa localizada gracias a su efecto de drenaje linfático (papada, brazos, abdomen, muslos)
  • Secuelas de acné
  • Arrugas (hiperoxigenación, creación de vasos sanguíneos, estimula la producción y reorganización de las fibras de colágeno e incrementa la actividad del fibroblasto)
  • Párpados y Bolsas (drenaje linfático en bolsas, estimula la síntesis de fibras de elastina y colágeno con la consiguiente mejoría del tono y elasticidad de la piel)
  • Cambio de coloración de las ojeras (revascularización de la zona regenerando los tejidos obstruidos)

Mediante una finísima aguja conectada a un aparato que regula la velocidad del flujo, el tiempo de infusión y la dosis. Este gas no representa ningún peligro, puesto que es el mismo que expulsa nuestro cuerpo a través de la respiración. Los tratamientos corporales suelen ser de unas 20 sesiones, que se suelen realizar dos veces a la semana. Los tratamientos faciales se realizan una vez a la semana. Cada sesión requiere unos 20 minutos y el paciente puede reanudar sus actividades habituales inmediatamente.

Los tratamientos no quirúrgico en el que se usa terapéuticamente el anhídrido carbónico (CO2) por vía percutánea, subcutánea o intradérmica. Se aplica para mejorar la microcirculación sanguínea en caso de úlceras vasculares, para reducir los tejidos grasos (mediante la ruptura de la membrana de la célula grasa) y para rejuvenecimiento cutáneo. En este último caso, se consigue una oxigenación que mejora notablemente la elasticidad de la piel. También se utiliza como complemento de la lipoescultura.

Explicación sobre Carboxiterapia.pdf

Los comentarios están cerrados.